UP La Vecilla
Santa Colomba de Curueño Valdepiélago La Vecilla Valdelugueros
Ministros de la Palabra
Medalla Virgen Milagrosa

La Unidad Pastoral

LAS UNIDADES PASTORALES (UPAs)

¿QUÉ SON, PARA QUE SIRVEN Y CÓMO SE USAN?

Pequeña Introducción
La situación actual de la iglesia española en general y de nuestra diócesis de León en particular ha llevado a los responsables de la pastoral diocesana a proponer el modelo de las Unidades de Pastorales (UPAs) como una manera de atender nuestras comunidades rurales en sus necesidades celebrativas y religiosas.
Esta situación anteriormente nombrada viene marcada por tres rasgos característicos:
1. La despoblación creciente y cada vez más acelerada en nuestros pueblos.
2. La falta de sacerdotes, también cada vez más acusada y de la que tan sólo hemos visto el principio.
3. Como consecuencia de las dos anteriores la asignación de un número creciente de parroquias rurales a un número cada vez más reducido de curas, que normalmente tienen otras tareas diocesanas asignadas.
Las Unidades Pastorales intentan ser una respuesta a este desafío que la realidad religiosa y humana de nuestra diócesis nos propone.
Entonces ¿qué es una Unidad Pastoral?
Una Unidad Pastoral consiste básicamente en un número (normalmente amplio) de parroquias que se colocan bajo el cuidado de un equipo de agentes de pastoral (curas, religiosos y seglares) que atienden coordinadamente la pastoral de la zona.
En la práctica ¿qué consecuencias pastorales conllevan las UPAs?
Podríamos señalar estas tres consecuencias inmediatas que se derivan de la aplicación del modelo pastoral de las UPAs a nuestra situación actual:
a) La Centralización Litúrgica. Es lógico el pensar que en una unidad pastoral de 15, 20, 30 o 40 pueblos (que las veremos), atendida por un solo sacerdote, no todas las parroquias puedan tener eucaristía todos los domingos, ni siquiera todos los fines de semana. El modelo de UPAs propone una serie de centros fijos donde se celebraría la eucaristía dominical. La elección de estos centros se llevaría a cabo siguiendo estos tres criterios: Tamaño, Centralidad Geográfica y Relevancia Pastoral. El resto de parroquias serían atendidas con regularidad, turnándose las eucaristías y celebraciones de la palabra.
b) La Centralización de servicios pastorales. En esta situación pastoral, otros servicios que ofrece la Iglesia (catequesis, formación, celebraciones especiales) deben centralizarse en un lugar que geográficamente sea accesible a todos y que conste de los medios necesarios para desarrollas las actividades programadas.
c) La diversificación de los agentes pastorales. Antes cada pueblo tenía su cura, que atendía exclusivamente a su comunidad parroquial llevando a cabo personalmente todas las actividades parroquiales, incluso a veces las que deberían haberse realizado por medio de los seglares. Hoy en día un cura debe atender a varios (a veces muchos pueblos) y además compaginar esa labor con otras (clases, capellanías de monjas, hospitales o conventos, nombramientos pastorales diocesanos…) Por lo tanto se ve como necesaria la colaboración de los seglares en este campo, recuperando algunas de las funciones que les son propias y ayudando en aquellas que eran propias del sacerdote pero a las que no puede ya llegar.
d) Se trata, en definitiva, de que debemos trabajar entre todos para que la vida religiosa de nuestros pueblos no desaparezcan por la falta de sacerdotes y que todos tomemos conciencia de nuestra corresponsabilidad en la vida de nuestras parroquias y de nuestra Unidad Pastoral.

Calendario
septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Administración