UP La Vecilla
Santa Colomba de Curueño Valdepiélago La Vecilla Valdelugueros
Ministros de la Palabra
Medalla Virgen Milagrosa

Adviento

BENDICIÓN DE LA CORONA DE ADVIENTO

Al comenzar este nuevo año litúrgico, vamos a bendecir, como comunidad cristiana, esta corona con que inauguramos también el tiempo de adviento. Sus luces nos recuerdan que Jesucristo es la luz del mundo. Su color verde significa la vida, nuestra vida de la gracia, y la esperanza de ser mejores y unirnos más como comunidad.

Por eso, al ir encendiendo, domingo tras domingo, los cirios de la corona, debemos significar nuestra gradual preparación para recibir la luz de Navidad: Jesucristo, nuestro Señor, que viene para salvarnos.

Escucha, pues, Padre bueno, nuestras súplicas: bendice (+) esta corona de adviento, y al bendecirla, bendícenos también a nosotros como comunidad, danos tu paz, tu amor y tu unidad. Ayúdanos a vencer las tentaciones. No nos dejes caer en el pecado que nos aparta de ti. Antes bien, ayúdanos a preparar la venida de tu hijo Jesucristo, Luz del Mundo, para que ilumine toda nuestra vida y nos guíe por el camino de la verdad y del bien, el que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

Amén.

ORACIÓN DEL PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

VIGILA

Encendemos,  Señor, esta luz, como aquél que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que viene.

En esta primera semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen. Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú nos traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús. Ven, Señor Jesús!

ORACIÓN DEL SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

PREPARA

Los profetas mantenían encendida la esperanza de Israel.

Nosotros, como un símbolo, encendemos estas dos velas.

El viejo tronco está rebrotando, florece el desierto.

La humanidad entera se estremece

porque Dios se ha sembrado en nuestra carne.

Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes,

para que florezcas, para que nazcas

y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza.

¡Ven pronto, Señor. Ven, Salvador!

ORACIÓN DEL TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

CAMBIA

En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz.

Se anuncia la buena noticia: el Señor va a llegar.

Preparad sus caminos, porque ya se acerca.

Adornad vuestra alma como una novia se engalana el día de su boda.

Ya llega el mensajero.

Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz

Cuando encendemos estas tres velas cada uno de nosotros quiere ser

antorcha tuya para que brilles, llama para que calientes.

¡Ven, Señor, a salvarnos,

envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

Calendario
diciembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Administración