UP La Vecilla
Santa Colomba de Curueño Valdepiélago La Vecilla Valdelugueros
Ministros de la Palabra
Medalla Virgen Milagrosa

Fiesta de la Sagrada Familia 28/12/2014

sagrada-familiaEvangelio según San Lucas 2,22-40
Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está escrito en la Ley: Todo varón primogénito será consagrado al Señor.
También debían ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o de pichones de paloma, como ordena la Ley del Señor.
Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor.
Conducido por el mismo Espíritu, fue al Templo, y cuando los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones de la Ley, Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: “Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel”.
Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él.
Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: “Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos”.
Estaba también allí una profetisa llamada Ana, hija de Fanuel, de la familia de Aser, mujer ya entrada en años, que, casada en su juventud, había vivido siete años con su marido.
Desde entonces había permanecido viuda, y tenía ochenta y cuatro años. No se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día con ayunos y oraciones.
Se presentó en ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba acerca del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.
Después de cumplir todo lo que ordenaba la Ley del Señor, volvieron a su ciudad de Nazaret, en Galilea.
El niño iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él.

Cuarto Domingo de Adviento

AdvientoORACIÓN DEL CUARTO DOMINGO

Al encender estas cuatro velas, en el último domingo, pensamos en Ella, la Virgen, tu Madre y nuestra Madre.
Nadie te esperó con más ansia, con más ternura, con más amor.
Nadie te recibió con más alegría.

Te sembraste en Ella como el grano de trigo se siembra en el surco.
En sus brazos encontraste la cuna más hermosa.
También nosotros queremos prepararnos así: en la fe, en el amor y en el trabajo de cada día.

¡Ven pronto, Señor. Ven a salvarnos!

Primer Domingo de Adviento

AdvientoORACIÓN DEL PRIMER DOMINGO

Encendemos, Señor, esta luz,
como aquél que enciende su lámpara para salir, en la noche,
al encuentro del amigo que viene.
En esta primera semana de Adviento
queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría.
Muchas sombras nos envuelven.
Muchos halagos nos adormecen.
Queremos estar despiertos y vigilantes,
porque tú nos traes la luz más clara,
la paz más profunda y la alegría más verdadera.
¡Ven, Señor Jesús. Ven, Señor Jesús!

Tercer Domingo de Adviento

AdvientoORACIÓN DEL TERCER DOMINGO

En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz.
Se anuncia la buena noticia: el Señor va a llegar.
Preparad sus caminos, porque ya se acerca.
Adornad vuestra alma como una novia se engalana el día de su boda.
Ya llega el mensajero.

Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.
Cuando encendemos estas tres velas cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brilles, llama para que calientes.
¡Ven, Señor, a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

Medalla de la Milagrosa

pañoleta-milagrosaEl pasado día 15 de noviembre, tuvo lugar la convivencia anual de la Asociación de la Medalla de la Virgen Milagrosa, en la sede del Consejo Diocesano, en Villaobispo de las Regueras.

D. Jesús García Recio, director del Insituto Biblico Oriental, nos ilustró con una conferencia sobre el tema:

“El Encuentro del Señor Jesús con los necesitados”.

Una vez acabada la conferencia y tras un descanso, se formaron los grupos de trabajo para reflexionar sobre la conferencia, con una interpelación a cada uno: ¿Qué actitudes asume cada uno de nosotros en la vida?, referente al tema de la conferencia, con tres puntos de encuentro:

1º Jesús busca a los necesitados.

Foto-de-grupo12º Los necesitados buscan a Jesús.

3º Los “sanos” acercan a Jesús a los necesitados.

A continuación la comida fraternal que estuvo muy animada y con buenas viandas.

Seguimos con la puesta en común del trabajo en grupo, que nos aportó nueva luz a lo que habíamos escuchado por la mañana.

Terminamos con la Eucaristía y a continuación la despedida.

Nuestro Consejo Local de La Vecilla, que recientemente hemos creado, damos las gracias al Consejo Diocesano de la Asociación de la Medalla de la Virgen Milagrosa por habernos invitado a asistir pues fue una manera muy especial de darnos a conocer y confraternizar con los demas Consejos que asistieron y poder estrechar lazos con las compañeras y compañeros.

Gracias y hasta la próxima.

Calendario
mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Administración